Skip to main content

Cómo detectarla

¿Cómo se llega a saber si una persona tiene el síndrome de Fatiga Crónica?

 

 A través del interrogatorio médico, de la exploración física y de otras exploraciones complementarias (de imagen y analíticas), que nos servirán para descartar aquellas causas inductoras de Fatiga Crónica como pueden ser enfermedades endocrines, infecciosas, inflamatories, heoplasicas y psiquiátricas. Posteriormente constataremos si se cumplen los criterios internacionales del Síndrome de Fatiga Crónica, definidos por Fukuda el año 1994.

 ¿Cuál es la evolución de esta enfermedad?

 

 La evolución es hacia la cronicidad, condicionando una disfunción severa en el campo personal, familiar y social. Son factores de mal pronóstico: una duración de la fatiga de más de cinco años; edad de inicio superior a los 30 años; presencia de dolor; altas puntuaciones en las escaleras de fatiga. Entre estos pacientes, más del 70% estarán afectados por un proceso crónico y discapacitante.